27 enero 2007

Contrastes



Colgado de un barranco
duerme mi pueblo blanco,
bajo un cielo que a fuerza de no
ver nunca el mar,
se olvidó de llorar.

2 comentarios:

Pedro dijo...

Que bien medida tienes las luces en esta foto! Enhorabuena.

MERCHE RODRÍGUEZ IGLESIAS dijo...

Da gusto ver un poco de naturaleza ante tanta piedra. Buena perspectiva para poder mostrárnosla.
Saludos.