14 julio 2007

Ciudad en que no existo

Tuvo esperanzas mi ciudad
y no fueron delirios petrificados
ni profecias en alta voz
eran tan solo sueños razonables
robustos como axiomas o albañiles
Mario Benedetti

5 comentarios:

Aynara dijo...

Me imaginoa una muchacha, con vestido clásico, descendiendo por esas escaleras... quizá pierda un zapato y un gentilhombre se lo intente devolver.

Besos

Antona dijo...

Bellisima imagen,buen blanco y negro
salu2

Odel dijo...

gracias a los dos

un_mar_de_calma dijo...

donde el recorrer es sencillo entre el silencio de las piedras.
un salduo

Son Poemas dijo...

Buen ojo.
Fascinante.

Gracias.