04 enero 2012

El raton y el gato

Me siento como si fuera una pieza en una partida de ajedrez, cuando mi oponente me indica: esa pieza no puede ser movida.

Soren Kierkegaard

4 comentarios:

Manolo dijo...

Cierto, un gato de terciopelo azul observa a un ratón gris humo. Ninguno de los dos puede moverse entre las quietas y brillantes piezas del ajedrez.
La partida sigue siendo cosa de dos.
Salud_os


puntosdevista_____________

Remei dijo...

Dis-me que la foto és teva...perquè em sembla sublim...

ShaO dijo...

que pasada de foto, por lo que se ve y lo que no se ve.... Feliz año : ) Una torre de besotes

Odel dijo...

Me alegra os guste la foto
Gracias por vuestros comentarios