30 marzo 2013

El cul de la lleona

Hoy os traigo una leyenda  de mi ciudad;la leyenda del cul de la leona.
Durante muchos años estuvo instalada en la calle de Caldereros una alta columna de piedra en la que trepaba un león. No se conoce su significado, pero se supone que podría ser una especie de reclamo del llamado Hostal de la Leona ", situado allí mismo en tiempos pasados. El caso es que una parte de la columna estaba empotrada en el suelo de la calle y esto hacía que, estirándose un poco, los chiquillos podía llegar a tocar el culo del animal. Este rito ciudadano, tocar el culo de la leona, tenía confusas significaciones, medio eróticas medio escatológicas, pero en todo caso parece que era garantía de que quien lo hacía nunca se iría de Girona o, si se iba, volvería indefectiblemente

3 comentarios:

Rubens Castillo Barragán dijo...

Lástima no haber conocido esta leyenda antes, estuve en Girona el pasado verano y la verdad que me quede maravillado con la ciudad. Espero volver, aunque no toque el culo de la leona. La próxima vez la buscare. Abrazos desde Sevilla.

Odel dijo...

Ruben si te digo la verdad yo llevo muchos viviendo aquí la he visto cantidad de veces y he pasado por delante también bastantes veces, pero tampoco le he tocado el culo, ni la he besado

Angel Corrochano Pérez dijo...

Que buena toma un detalle de esos que pasan desapercibidos si no se les da el valor adecuado
Un abrazo